Dieta para Colitis

jueves, 20 de marzo de 2008

La colitis es en nuestros días una constante en los habitantes de las grandes ciudades, quienes deben buscar alternativas que aminoren este molesto padecimiento. Indudablemente la alimentación juega papel destacado en ello, por lo cual le informaremos qué alimentos son indicados para mejorar la condición del paciente y cuáles la complican.

El colon es parte del intestino grueso que sube por el lado derecho de la cavidad abdominal, cruza el estómago y se dirige hacia abajo por el lado izquierdo. Su desempeño es esencial en el sistema digestivo y su funcionamiento normal se basa en movimientos (ondas) que le dan la característica de firmeza, al tiempo que sirven de impulso para promover la salida del material de desecho.

Este tipo de señales son enviadas por el cerebro, pudiendo verse influenciadas por ciertas sensaciones generadas por estrés, ansiedad y depresión, de forma que todo el proceso se altera y provoca variaciones en el grado de sensibilidad del intestino, lo cual se puede percibir como dolor y, en otros casos, promueve alteraciones en la movilidad del colon y con ello generar diarrea o estreñimiento.

Cuando se presenta este problema se identifica como colon irritable o colitis, que también puede ser propiciado por el consumo excesivo de alcohol, tabaco, bebidas gaseosas o alimentos grasosos o irritantes. Son recurrentes síntomas como dolor en el bajo vientre (a menudo localizado en el costado izquierdo del abdomen), gases intestinales y sensación de rigidez o tensión en el estómago; aunque no siempre se presentan, también puede haber fiebre o sangre en las evacuaciones.

De acuerdo a estudios recientes, 70% de quienes padecen colitis son mujeres, lo que a decir de los investigadores se debe a la influencia de las hormonas, siendo aun más acentuados los síntomas durante los períodos menstruales. Asimismo, resulta común que el colon altere su funcionamiento en quienes modifican drásticamente su alimentación, por ejemplo, las personas que se somenten a dietas para bajar de peso en las que dejan de comer ciertos alimentos y los sustituyen por otros a los que el organismo no está acostumbrado.

Asimismo, consumir algunos medicamentos modificará la actividad del colon, tal como sucede con los antidepresivos (propician estreñimiento) o antirreumáticos y ciertos antibióticos (incitan a la diarrea). Igualmente importante es considerar la falta de ejercicio, o la práctica excesiva de éste, en otras palabras, “ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre”.

Por otra parte, se sabe que no hay solución todavía a esta enfermedad, y que lo indicado es atender los factores que la desencadenan. Es evidente que la gente con problemas emocionales, tensión en el entorno laboral o escolar y alguna alteración psicológica tiene más tendencia a sufrir colon irritable, por lo cual resulta de vital importancia buscar la forma de encauzar el estrés acumulado. Si la práctica de algún deporte o actividades relajantes no resulta suficiente, es recomendable acudir a un profesional en salud mental para encontrar una solución a aquellos factores que desencadenan ansiedad y tensión.

En cuanto a la dieta, la información que se presenta a continuación ampliará el abanico de posibilidades para que el sistema digestivo mejore considerablemente a partir de que el colon se mantenga saludable.

Recomendaciones dietéticas
Es importante señalar que un colon irritado será muy susceptible a alimentos que en condiciones normales son inofensivos, pero lo será aun más a otros en los que no resulta raro que produzcan malestar, como leche, frijoles, lentejas y garbanzos, así como col, brócoli, coliflor, cebada y nueces. Igualmente se recomienda evitar carnes y pescados crudos, embutidos, especias y grasas, además de licores y vinos blancos (irritan en mayor cantidad la mucosa del intestino), chocolate, café y bebidas o agua con gas.

Tanto gastroenterólogos como nutriólogos recomiendan realizar 5 o 6 comidas al día, en pequeñas cantidades, ya que hacer tres en mayores proporciones causan frecuentemente cólicos y diarrea en personas con colitis.

Un modelo de dieta a seguir es el siguiente. Usted puede escoger entre las siguientes opciones para el desayuno para cualquier día, o bien alternarlos a lo largo de la semana:

* 1 taza de leche descremada (evitar en caso de intolerancia a la lactosa), y dos panes tostados con una rebanada de jamón de cerdo o pavo (tiene menos grasa).
* 2 tazas de yogurt bajo en grasa acompañado de 25 gramos de cereal.
* 1 taza de te (evitar si hay estreñimiento) y cuatro panes tostados integrales con queso fresco.

Entre el desayuno y la comida podrá consumir un tentempié o colación, así como entre la comida y la cena, pudiendo elegir entre:

* Un vaso de jugo con fruta natural, sin añadirle azúcar.
* Una pieza de fruta de aproximadamente 200 gramos, preferiblemente manzana, plátano, pera o piña (evítela en caso de diarrea).
* Una taza de te y dos panes integrales tostados (opcionales).

En las siguientes recomendaciones alimenticias se indica como entrada 150 gramos de fruta, siendo las más indicadas papaya, manzana, pera, plátano, durazno o melón, mientras que deben evitarse piña, naranja, kiwi, fresa o guayaba, debido a que son muy ácidas y dificultan la digestión.

Lunes

Comida
* 150 gramos de fruta.
* 1/4 de pollo a la plancha o al horno, condimentado con pocas especias.
* 1 plato de ensalada verde (lechuga, berros y espinacas crudos), condimentada con una cucharadita de aceite de oliva.
* 1 rebanada de pan integral tostado.

Cena
* 1 plato de arroz con calabacitas cocidas al vapor.
* 1 taza de yogurt bajo en calorías o 1 trozo de queso fresco con una cucharada de miel.

Martes

Comida
* 150 gramos de fruta.
* 100 gramos de bistec de res o ternera a la plancha.
* 1 plato de lechuga con una cucharadita de aceite de oliva.
* 1 rebanada de pan integral tostado.

Cena
* 200 gramos de pasta cocida y sofrita con aceite de oliva.
* 1 taza de yogurt bajo en calorías o un trozo de queso fresco con una cucharada de miel.

Miércoles

Comida
* 150 gramos de fruta.
* ¼ de pollo con una papa mediana al horno.
* 1 plato de ensalada verde.

Cena
* 200 gramos de carne molida de pollo cocida con jitomate, sal y especies (tipo picadillo).
* 1 plato de zanahoria rayada con una cucharadita de aceite de oliva, sal y orégano.
* 1 taza de yogurt bajo en calorías o un trozo de queso fresco con una cucharada de miel.

Jueves

Comida
* 150 gramos de fruta.
* 200 gramos de filete de pescado a la plancha o al horno.
* 1 plato de verduras cocidas al vapor, con una cucharadita de aceite de oliva.
* 1 rebanada de pan integral tostado.

Cena
* 1 plato de sopa de pasta.
* 1 taza de yogurt bajo en calorías o un trozo de queso fresco con una cucharada de miel.

Viernes

Comida
* 150 gramos de fruta.
* 120 gramos de filete de pavo al horno o a la plancha.
* 100 gramos de espárragos al vapor.
* 1 rebanada de pan integral tostado.

Cena
* 1 plato de sopa de verduras.
* 1 papa cocida al vapor con una cucharadita de aceite de oliva.
* 1 taza de yogurt bajo en calorías o un trozo de queso fresco con una cucharada de miel.

Sábado

Comida
* 150 gramos de fruta.
* 200 gramos de filete de pescado a la plancha o al horno.
* 1 plato de ensalada verde con una cucharadita de aceite de oliva.
* 1 rebanada de pan integral tostado.

Cena
* 200 gramos de pasta cocida y sofrita con aceite de oliva.
* 1 taza de yogurt bajo en calorías o un trozo de queso fresco con una cucharada de miel.

Domingo

Comida
* 120 gramos de filete de pavo con una papa mediana al horno o a la plancha.
* 1 plato de pimientos asados, condimentados con una cucharadita de aceite de oliva y sal.

Cena
* 1 plato de arroz con calabacitas y zanahorias cocidas al vapor.
* 1 taza de yogurt bajo en calorías o un trozo de queso fresco con una cucharada de miel.

Se recomienda seguir este régimen durante dos semanas para que el colon recupere su buen estado, pero si para el enfermo de colitis no ha sido un suplicio llevar la dieta puede continuar con ella o tratar de apegarse tanto como le sea posible. Nunca está de más complementar con las siguientes medidas:

* Tomar al menos dos litros (8 vasos) de agua y/o jugos naturales de fruta al día.
* Las molestias ocasionadas por un alimento determinado surgirán después de 6 horas de haberlo ingerido, de modo que los problemas en la digestión que aparezcan al día siguiente es probable que se deban a otra causa y no a dicho alimento.
* No olvide masticar bien, no hablar mientras come y hacer sobremesa de mínimo 15 minutos.
* Procure mantener un horario fijo de comidas, e intente evacuar siempre a la misma hora y sin prisas, preferiblemente después del desayuno.
* Realice ejercicio físico (caminar, nadar u otro de impacto moderado).
* No se recomienda el uso de laxantes en caso de estreñimiento, salvo que el médico lo indique.

Finalmente, recuerde que la colitis es una de las cuotas que pagan quienes viven en las grandes urbes, pero puede ser controlada y hacer que el problema sea llevadero. La alimentación es parte fundamental en ello, como también lo es mantener sometido al estrés y nerviosismo.

1 comentarios:

Mega_Pharm dijo...

Muchas gracias por la información que es muy valiosa para las personas que padecemos esta enfermedad de la colitis. Muchas veces la alimentación que realizamos puede complicar o mejorar nuestra salud. Debemos evitar el consumo de alimentos picantes, además de evitar el consumo de alcohol y tabaco.